sábado, 4 de junio de 2016

Las Tribus (Nhasi) de Nathbar

Las 4 grandes tribus, ordenadas de oeste a este son los Oesnhi, Itinhasi, Arnhasi y Oburnhasi, están divididas en bandos o subtribus, de los cuales cada uno de ellos tiene un cabecilla elegido por su capacidad de liderazgo y, por poseer también una considerable riqueza que está dispuesto a distribuir por el bien público; además cada gran tribu tiene un jefe elegido por consenso.
Las tareas de recolección de alimentos, leña y agua, la caza y la rapiña son realizadas indistintamente por hombres y mujeres, así como arrastrar o cargar, levantar las tiendas, vigilar los fuegos por la noche y cocinar dependiendo de sus capacidades. La mayoría de las familias viven en wickiups, cabañas abovedadas construidas con ramajes o, en tipis. La organización social de las tribus es de tipo matrilineal, es decir, su descendencia se transmite por línea materna ; otras subtribus, al parecer, mantienen la descendencia a través de ambos progenitores. Aún así, la pena por matar a una mujer es el doble de la exigida que por matar a un hombre, pues se reconoce la sensible pérdida de una larga linea de descendencia.

El matrimonio:
Existe una considerable diversidad acerca de las costumbres matrimoniales, lo esencial de la mayoría de las ceremonias de boda es recibir el consentimiento de los padres de la novia y presentarle los regalos. Si se rompe el matrimonio, la esposa vuelve generalmente con sus padres y los hijos permanecen con ella, tanto él como ella pueden casarse de nuevo si así lo desean. La poligamia se practica siempre que lo permitan las circunstancias económicas.

El nombre:
Al nacer o al cabo de algunos días el niño suele recibir un nombre otorgado a menudo por los abuelos, este nombre suele abandonarse por otro, de significado más importante, cuando el niño o la niña crece. De modo casi universal, no existen apellidos y al llegar a una adolescencia o a la edad adulta, es común que tanto los varones como las mujeres cambien sus nombres, quizá tras recuperarse de una grave enfermedad, o de la muerte de un familiar muy querido.


La religión:
Su religión es totémica, es decir, que cada familia o clan cuenta con un espíritu protector, normalmente asociado a un animal, que aporta las cualidades de dicho animal a sus protegidos. Por encima de ellos siempre se sitúa a los dos grandes dioses creadores, porque al igual que todos los seres tienen un padre y una madre físicos también existen ambos en el plano espiritual, Cahokia, la madre de todos representada por una gran montaña y Creek, el padre de todos, el bosque creador que habita al noroeste del continente.

La Economía:
Muchos de los poblados conocen bien la agricultura. Durante el invierno se dedican a preparar los campos para la siembra (distinguen bien las diferentes estaciones). Para ello se realiza un ritual concreto; primero, los miembros de la tribu danzan, para atraer las buenas cosechas, después quitan las malas hierbas y cortan los árboles demasiado grandes. Tras esto, queman las hierbas y ramajes secos para extender las cenizas y utilizarlas como fertilizantes. La siembra comienza con la primavera. Aran la tierra y con un palo mediano hacen agujeros en la tierra donde introducen las semillas. Los trabajos son compartidos por ambos sexos.Los cultivos más destacados son el maíz, la calabaza y los frijoles. También tenemos constancia de otros menos frecuentes como los girasoles, el saúco, guisantes o batatas. No obstante, estos pueblos no viven únicamente de la agricultura, lo cierto es que la caza, la pesca y la recolección también son importantes. Existen muchas zonas aledañas con ríos y lagos donde los hombres van a pescar o cazar tortugas. Del mismo modo, las actividades de recolección de frutos, como ciruelas, castañas o nueces son muy frecuentes. Para la pesca se utilizan trampas, se pesca en grupo con una red cosida enganchada a una especie de tubos sólidos. A veces enlodan o envenenan el agua para aglutinar a los peces en un lugar concreto y dispararles con sus flechas. Los nativos realizan numerosas fiestas relacionadas con las estaciones y las cosechas, durante su maduramiento, la caza, recolección y pesca, son actividades importantes dentro del sustento de la tribu. Las presas son todas aquellas comestibles, aunque igual habría que hacer especial mención a los venados, bisontes y a las aves acuáticas, utilizan arcos y hondas. A veces dejan señuelos con la piel y la cornamenta del macho para atraer a otras hembras. Curiosamente los niños también contribuyen activamente en la caza, con la captura de piezas de menor tamaño como pueden ser los lagartos, las tortugas o los mapaches. Una de las armas utilizadas para este tipo de caza por parte de los niños es la cerbatana, que llega a medir más de 2 metros de longitud. Una vez obtenida la pieza, la carne se cocina, o bien ahumándola, o bien con el mismo sol, o bien con el fuego.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada